ENPORTADA
A+ A A-

Lo mejor de la Ribera del Duero. Los sueños se cumplen

Valora este artículo
(0 votos)

n muy pocas comarcas pueden presumir de haber obtenido un crecimiento tan extraordinario como el acontecido en la Ribera del Duero. Esta Denominación de Origen iniciaba hace tan solo 25 años su gran viaje enológico con una docena escasa de bodegas y unos cuantos (y magníficos) viñedos. Hoy casi llegan a las 200 las bodegas inscritas y se recogen en cada cosecha alrededor de 70 millones de kilos de uva. Cuando la progresión, el éxito, la internacionalización de sus productos es tan contundente resulta indiscutible que esa tierra esconde un valor seguro en su microclima, en su variedad principal o en sus diversos suelos. Y que la mayoría de las personas implicadas han exprimido todas las posibilidades que ofrecía el conjunto. A los pocos años de ponerse en marcha la denominación, comenzaron a brillar los grandes vinos de bodegas entonces aún bisoñas, dejando aparte la gran veterana Vega Sicilia: los “pesqueras” de Alejandro Fernández, especialmente su “Janus”, el Pérez Pascuas, el Pago de Santa Cruz, el Valsotillo, o alguno de aquellos “Protos” contundentes y clásicos, que lograron que los grandes conocedores en todo el mundo de la enología giraran su ojos, narices y paladares hacia esta región castellana. A ellos habría que añadir los elaborados posteriormente por los nuevos enólogos que en su libreta de trabajo tienen el diseño de su particular sentido de la Ribera. Me refiero a los Chafandín, los Avan, Valderramiro y muchos otros que sería pesado enumerar. La gran expansión A estas tierras, atraídos por la magia, el brillo o la personalidad de sus vinos, han arribado toda clase de inversores, desde la bodega centenaria, considerablemente prestigiada y bien asentada en su zona de origen (de Rioja, Jerez, el Penedès o Alella, por citar algunas) a empresas con negocios en otros ámbitos, como bancos, construcción, etc. La expansión de la Ribera ha sido tan espectacular como útil para el mundo del vino, y aunque muchas empresas de la “nueva generación” tienen un futuro incierto, porque una cosa es dirigir negocios en otras esferas y otra digerir la lenta recuperación, la amortización exasperante a veces que conlleva el mundo del vino. La progresión de la comarca se puede apreciar también en sus casas más clásicas. Desde aquellos pioneros que comenzaron en los años setenta la aventura del vino, a la más nombrada, Vega Sicilia. Es esta casa un ejemplo para todo el mundo enológico, porque a pesar de que su fama vende, y en la actualidad entrar en su restringida lista de clientes es verdaderamente difícil, ha realizado en los últimos años unas inversiones formidables. Lo antiguo y moderno Hay un club de los clásicos que nunca defraudan. En ellos están naturalmente los Hermanos Pérez Pascuas con su Viña Pedrosa, en cuyos vinos se funde la armonía y la razón de un equilibrio basado en su magnífica acidez. Lleva desde su fundación en este club de líderes Alejandro Fernández con su Tinto Pesquera al que se añaden los mejores ejemplos de cómo un vino se puede internacionalizar rápidamente. En su “Janus” brilla la personalidad de la Ribera, y su “Millenium” es impresionante. Un mágnum, pues solo se ha embotellado en ese formato, que, al parecer es capaz de envejecer casi eternamente. Como clásico en su perfección se pueden considerar los vinos que elabora Carmelo Rodero, un fiel producto de la Ribera. De Sotillo de la Ribera, el de los Hermanos Arroyo, Valsotillo y su primigenio “Mesoneros de Castilla”. Junto a ellos, o mejor dicho, antes que ellos, se puso a trabajar la cooperativa de Peñafiel, llamada Ribera Duero, cuyos tintos “Protos” tienen una distribución envidiable. Un caso parecido al de Pablo Peñalva con su Torremilanos, conocidísimo ya bastante antes de la eclosión de la Ribera. En la segunda hornada ya vienen los Arzuaga, el conocido Matarromera, Hacienda Monasterio, Pago de los Capellanes, Hermanos Sastre, Villacreces, Viña Mayor, Teófilo Reyes, López Cristóbal, Convento de San Francisco, Pago de Carraovejas, Viñedos del Jaro, Dehesa de los Canónigos… En fin, tiempos de abundancia y expansión, bajo la amenaza de que el aumento de plantaciones acabe en rendimientos sobredimensionados que podría incidir negativamente en la calidad general. Espero que el dios Baco les ilumine y aleje de las malas tentaciones.

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrese de rellenar los campos obligatorios.

cintillo buscador web
publicidad

El Corte Inglés - El Club del Gourmet
Pza. del Ayuntamiento, s/n
Linares
T.953 648 400 ext 2081
www.supermercado.elcorteingles.es

 

ver todos

Contactar

Email:
Asunto:
Mensaje
Anti-Spam: ¿Cuál es la capital de España?

OpusWine S.L.
Camino de Húmera, 18-E
Colonia Los Ángeles
28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Tel. 915 120 768

Fax. 915 183 783
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Copyright 2017. Es una publicación de OpusWine S.L | Powered by Activa10